NOTICIAS

Sostenido aumento de los cánceres de piel producto de la exposición a los rayos ultravioleta

"Sostenido aumento de los cánceres de piel producto de la exposición a los rayos ultravioleta"

29 de Septiembre, 2016.

Un aumento sostenido han experimentado en los últimos 30 años los cánceres de piel derivados de la mayor exposición a los rayos ultravioleta que se filtran por la adelgazada capa de ozono. 

La disminución de este protector natural ha hecho que la radiación solar llegue con mayor potencia a la superficie de la tierra y, por supuesto, a la piel de las personas.

Según indica el Doctor Héctor Fuenzalida, jefe de Dermatología de la Corporación Nacional del Cáncer, Conac, en los últimos años ha habido un aumento en las consultas de la gente, lo que también incide en la detección temprana de este tipo de cánceres. Finalmente, el aumento de las expectativas de vida también han llevado a detectar nuevos pacientes.

"Cuando hace medio siglo las expectativas de vida de la gente eran de 60 años, muchos cánceres de piel no alcanzaban a manifestarse. Hoy en día, en que las expectativas están cercanas a los 80, en esos 20 años de más que se está viviendo, se desarrollan cánceres de piel".

Medidas preventivas

Cabe recordar que hace unos años era común que se expusiera la gente al llamado "sol recreacional" con fines estéticos, incluso utilizando aceleradores para cumplir con esa finalidad.

"Estamos viviendo las consecuencias de los que tomaron sol en forma deliberada", indica el doctor Fuenzalida.

Agrega que las campañas educacionales que se han desarrollado en el país solo llevan unos 15 años, por lo que su impacto se verá a futuro. Actualmente, las autoridades de salud fomentan la protección en contra de los efectos perjudiciales de la radiación con leyes que propician el uso de protectores solares y una educación adecuada sobre el tema.

Adicionalmente, Conac, a partir de diciembre de 2015, cuenta con un equipo de dermatólogos, sala de procedimientos y cirugías para atender este tipo de cánceres. En convenio con la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, se lleva a cabo la formación de especialistas dermatólogos, quienes atienden en la Conac y en el Hospital El Pino. 

Con el fin de prevenir la aparición futura de cáncer de piel, el doctor Fuenzalida entrega unas sencillas y valiosas recomendaciones. En primer lugar, hacer caso a las normas de educación preventiva y entender que "no solo cuando hay sol hay radiación ultravioleta" y tener la precaución de limitar la exposición al sol solo cuando la intensidad no es tan grande, esto es antes de las 11 de la mañana y luego de las 4 de la tarde.

En segundo término, utilizar ropa con telas que protejan las zonas sensibles. Utilizar manga larga, cuello alto y pantalones largos y así evitar la exposición exagerada.

"El tercer elemento es protegerse con productos químicos, físicos o minerales para producir un rechazo de la radiación UV".

Para ello, se debe tratar de productos probados y testeados, que permanezcan en la piel y que sean resistentes al sudor, al roce y al agua, "con factores solares sobre 30, para que sean más efectivos".

Los filtros solares que están en los productos cosméticos protegen la piel de la irradiación UV y disminuyen sus efectos biológicos, especialmente el eritema, las alteraciones dérmicas y la carcinogénesis. También disminuyen la inmunosupresión que causa la irradiación UVB.

Resalta que un protector solar de factor 30 puede ser suficiente para una persona con una piel no tan clara, siempre que este se reponga permanentemente. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de piel, o con una tez clara, deben utilizar un factor 50+, de mayor cobertura.

Finalmente, el doctor Fuenzalida señala que hoy en día todos los dermatólogos "están capacitados para poder analizar la piel y detectar precozmente un cáncer de piel". Un paciente que ha tomado deliberadamente sol por muchos años y observa manchas en la piel, es probable que desarrolle un cáncer. Asimismo, si tiene lunares, o es de piel clara y "frente a la modificación de un lunar existente observa un cambio de color, sangramiento, o un crecimiento exagerado, todo ello es condición para concurrir al dermatólogo".



Fuente Gráfico: www.indiceuv.cl